El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, perdió el cargo a raíz de su encarcelamiento desde hace tres meses por recibir sobornos de la brasileña Odebrecht. Foto

Redacción/La Jornada

QUITO.-El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, confirmó el miércoles que su vicepresidente Jorge Glas perdió el cargo a raíz de su encarcelamiento desde hace tres meses por recibir sobornos de la brasileña Odebrecht.

Publicidad

“De acuerdo a lo que manifiesta la Constitución, cesó de sus funciones el señor vicepresidente de la República, Jorge Glas”, dijo Moreno a la prensa en la casa de gobierno, añadiendo que la ley le da 15 días para presentar al Parlamento una terna de candidatos para elegir al sucesor.

El mandatario, elegido en abril pasado en binomio con Glas para cuatro años, añadió: “Voy a demorarme bastante menos porque un país no puede pasar sin un vicepresidente”.

“Estamos pidiendo las certificaciones” a organismos competentes para “verificar que estemos actuando dentro de lo correcto” para presentar la terna, señaló el jefe de Estado.

Glas, quien ocupaba la vicepresidencia ecuatoriana desde 2013, perdió el cargo a la medianoche del martes ante la “falta definitiva” (por más de tres meses) en el ejercicio del puesto, que establece la Constitución.

De 48 años y quien también ocupara la dirección de sectores estratégicos en el gobierno del expresidente Rafael Correa (2007-2017), Glas se convirtió en el funcionario en activo de mayor rango condenado por el megaescándalo de corrupción de Odebrecht en América Latina.

Fue sentenciado en diciembre a seis años de cárcel por recibir 13,5 millones de dólares en coimas.

El ahora exvicepresidente permanece en una cárcel de Quito desde el 2 de octubre pasado por el caso Odebrecht a la espera de la notificación por escrito de la condena para poder apelar el fallo.

La Carta Magna establece que en caso de falta definitiva del vicepresidente, el Congreso -en el que el mayoritario bloque oficialista está dividido por una pugna de poder- elegirá su reemplazo con el voto de la mayoría (69 de los 137 diputados) de la terna presentada por el mandatario.

Si el Parlamento, que además tramita un pedido de juicio político contra Glas por parte de la oposición apoyado por diputados del ala morenista, no se pronuncia en 30 días, se entenderá elegido el primero de la lista.

Con información de La Jornada