Son 87 los curas que han muerto -con datos al 20 de septiembre pasado-, y están por confirmarse más casos. Al menos 10 más no fueron incluidos en la lista debido a que así lo solicitó la familia o las autoridades eclesiales. Imagen tomada del sitio http://ccm.org.mx/2020/09/9-o-reporte-ccm/
Publicidad
  Redacción/La Jornada

Nacional.- En lo que va de la pandemia de Covid-19, por lo menos 100 sacerdotes católicos han fallecido a causa del virus, afirmó Omar Sotelo Aguilar, director del Centro Católico Multimedial (CCM).

Indicó que si bien el último registro elaborado por el CCM muestra que son 87 los curas que han muerto -con datos al 20 de septiembre pasado-, se están por confirmar más casos, al menos 10 más no fueron incluidos en la lista debido a que así lo solicitó la familia o las autoridades eclesiales donde sucedieron los hechos, y otros fallecieron antes de llegar al hospital.

Publicidad

En entrevista, expuso que la edad de los curas fallecidos oscila entre los 55 y 80 años, y algunos de ellos tenían otras condiciones de salud como diabetes, hipertensión arterial y obesidad. El CCM también ha registrado la muerte por Covid-19 de 7 diáconos y 4 religiosas.

Sotelo Aguilar expuso que en la Iglesia ha habido “un alto índice” de contagios del nuevo coronavirus pero los sacerdotes se han recuperado. Indicó que la atención que reciben para el cuidado de su salud depende del sistema de cada diócesis y arquidiócesis, en donde se debe revisar la cobertura que tiene. No obstante, señaló que les ha llegado información de que “muchas veces el seguro no cubre Covid-19 y ese ha sido un problema” en algunas zonas.

El director del CCM también informó que levanta una encuesta entre los sacerdotes para conocer su sentir durante el confinamiento. “Queremos ser una voz de muchos aquellos que a lo mejor no lo dicen pero sí han tenido alguna situación preocupante de soledad, angustia, depresión o a lo mejor han tenido la estrategia para sacar adelante esta situación. Y principalmente el saber que después de la pandemia viene una situación completamente nueva para la evangelización en el mundo”, por ello invitó a los curas a sumarse a esta iniciativa.