Publicidad

La muestra se ha exhibido en Italia, Alemania y otros países. Foto Cuartoscuro

  Redacción/La Jornada

Ciudad de México. A partir de mañana el Museo Nacional de Antropología albergará la exposición Mayas, el lenguaje de la belleza. Miradas cruzadas, que a través de 333 piezas ofrece una visión del arte maya y de sus valores estéticos.

Publicidad

La muestra, que ya se presentó en las capitales de China, Alemania y en la ciudad italiana de Verona, llega a México con el subtítulo Miradas cruzadas, que añade testimonios contenidos en textos indígenas y crónicas de civiles y religiosos del siglo XVI, en el contexto de los 500 años del desembarco de la primera expedición española en tierras mayas.

José Enrique Ortiz Lanz, coordinador Nacional de Museos y Exposiciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia, precisó que este nuevo montaje en el que se incorporaron 30 piezas, trata de evidenciar la carga que significa la llegada de los españoles y la mirada prejuiciada que se establece”.

Explicó que la muestra se centra en evidenciar esta mirada prejuiciada de cómo vemos a las culturas indígenas.

Los contenidos de la exposición están basados en la valiosa labor e interpretación desarrollada a lo largo del tiempo por arqueólogos, antropólogos físicos, etnohistoriadores del arte, entre otros grupos de académicos especializados en la cultura maya por quienes se han podido entender los valores estéticos e ideológicos plasmados en el arte de esta civilización.

Elementos arquitectónicos, objetos suntuarios y utilitarios elaborados en una amplia diversidad de materiales y técnicas, que provienen de 45 sitios arqueológicos de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

La curadora de la exhibición, Karina Romero Blanco, explicó que en el mundo mesoamericano en general y en particular entre los mayas, preocupados por la belleza, se hacían cotidianamente peinados y se aplicaban pintura tanto en el rostro como en el cuerpo, mientras que otros arreglos estaban reservados para ocasiones festivas.

La exposición contrasta el concepto de los mayas sobre lo bello -profundamente relacionado con la virtud y lo divino – con las impresiones de quienes venían del otro lado del oceáno.

Dividida en las secciones el cuerpo como lienzo, El cuerpo revestido, La contraparte animal y Los cuerpos de la divinidad, la muestra se exhibirá hasta el mes de noviembre en el Museo Nacional de Antropología (Paseo de la Reforma y Gandhi).

Con información de La Jornada