Foto: Especial
Publicidad

 

Por Javier Zamora

Publicidad

En el partido inaugural de la Jornada 8 del Torneo Apertura 2018; los Gallos Blancos del Querétaro visitaron al Monarcas Morelia en un partido que enfrentó a dos propuestas ofensivas. El encuentro era relevante para mantener aspiraciones de liguilla en ambas escuadras.

Al juego llegaron el 4º y el 7º lugar de la tabla general, sin embargo, la posición en la tabla no pesó en el cotejo. A pesar de que el conjunto queretano llegaba como víctima a este partido, impuso condiciones desde el inicio del juego y las reflejó en el marcador.

Camilo Sanvezzo consiguió otro doblete, el primer gol calló al minuto 42 cuando el juvenil Marcel Ruíz filtró un esférico al atacante queretano, que con un buen control orientado se enfiló hacia el marco de Sosa y, cruzando completamente el esférico, mojó las redes del Morelos para poner en ventaja  a la visita.

Para la parte complementaria, una nueva combinación entre Ruíz y Sanvezzo dejó mano a mano al delantero de Querétaro contra Guzmán; después de pelear por el esférico, Camilo realizó un quiebre que provocó el choque entre Guzmán y Sosa y, sin oposición alguna; empujó el esférico para marcar el dos a cero después de 55 minutos.

Posterior a la segunda anotación de los visitantes; el conjunto local se volcó al frente, sin embargo no consiguió el gol del descuento antes de que Querétaro marcara el tercero. Dicha anotación llegó al minuto 85 en un contraataque; Acosta centró en busca de Sanvezzo aunque el servicio fue largo, del otro lado Suárez recentró y Acosta llegó a cerrar la pinza y marcar el tres por cero ante un Morelia que no despertaba del todo.

El gol del descuento por parte de los locales llegó hasta el minuto 93. En un tiro de esquina, Guzmán controló el esférico y recentró para que a segundo poste Carlos Ferreira  marcara el tres por uno.

A pesar del gol, un minuto más tarde Erbin Trejo buscó clarear al guardameta Sosa, lamentablemente para él su disparó golpeo en el travesaño, aunque “Jimmy” Gómez tomó el rebote y después de controlar con el pecho, disparó para marcar el 4 a 1 definitivo.

Querétaro llegó a 14 unidades y mantiene las esperanzas de liguilla, después de llegar a cuatro partidos sin perder y tres consecutivos con victoria.