Publicidad

Guanajuato, Gto.- El saldo de la violencia que se vive en el estado de Guanajuato de ayer a hoy fue de cuatro policías asesinados, de los cuales uno de ellos era el comandante del mando único  del municipio de Apaseo el Alto.

El primer hecho se dio en el municipio de Jaral del Progreso, donde dos policías municipales muertos y uno más lesionado,  fue el saldo de un ataque de hombres armados. Los hechos se suscitaron la mañana del miércoles cuando los elementos abordo de una patrulla cargaban combustible en la  gasolinera ubicada en la comunidad Victoria de Cortázar.

Publicidad

Al menos cuatro hombres armados habrían intervenido en el ataque, del hecho en el lugar fallecieron dos elementos de policía municipal y uno más resultó lesionado. El ataque se dio en presencia de los trabajadores de la gasolinera, los agresores huyeron.

Paramédicos arribaron al lugar pero dos policías ya habían fallecido, el lesionado fue trasladado para recibir atención médica.

Corporaciones municipales, estatales y federales realizaron un operativo por la zona, pero no sé han localizado a los agresores que de acuerdo a los datos preliminares iban a bordo de una camioneta Pick Up de color rojo que huyeron rumbo a Salvatierra.

El segundo hecho se suscitó en el municipio de Villagrán,  donde el jefe del mando único de Apaseo el Alto, fue asesinado a balazos junto con su escolta.

El hecho se registró alrededor de las 18:30 horas en el puente de la carretera panamericana Celaya-Salamanca exactamente en la entrada al municipio de Villagrán, en donde los presuntos responsables se transportaban en dos camionetas una de color blanco y otra de color gris desde donde atacaron de manera directa a los elementos de la FSPE.

De manera preliminar se habla de un elemento muerto en lugar, dos lesionados y un levantado, aunque esto tendrá que ser corroborado por la autoridad. Cabe resaltar que el elemento caído identificado como el comandante Miguel “N”, vestía de civil y no contaba con chaleco antibalas.

En el lugar se registró una fuerte movilización policíaca de las corporaciones estatales y federales, quienes activaron código rojo y se instalaron puntos de control a los alrededores. Elementos de los municipios colindantes están en alerta.

Los elementos estatales iban vestidos de civil, es decir sin uniforme, además en el interior de la patrulla observó un empaque de cervezas.

Además la circulación vehicular por el puente fue supe dudó por varias horas mientras que peritos de la su Procuraduría realizaban el levantamiento de evidencias.

Horas más tarde la Secretaría de Seguridad Pública del Estado emitió un comunicado en donde condeno el ataque contra los agentes, además confirmo la muerte del director del Mando Único Azael “N” y su escolta.