La presidencia de Donald Trump en EU termina el próximo 20 de enero al mediodía. Foto: Especial.
Publicidad

Redacción/Proceso

WASHINGTON DC, EU.- El liderazgo demócrata de la Cámara de Representantes del Congreso federal de Estados Unidos presentó de manera formal una resolución para enjuiciar al todavía presidente, Donald Trump, por el delito de “Incitación a la insurrección”.

Publicidad

La medida, que sería sometida a votación este miércoles en el pleno de la Cámara de Representantes, es el primer paso para enjuiciar por segunda vez a Trump, ahora acusándolo de la haber incitado a la insurrección, materializada en el asalto al Congreso federal el pasado 6 de enero.

Encabezados por Nancy Pelosi, la líder demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes, los demócratas buscan el juicio a Trump para vetarlo de por vida, por lo que ya no podría buscar la presidencia en las elecciones de noviembre de 2024.

En paralelo, si se enjuicia y se declara culpable a Trump del cargo que le imputan, el saliente mandatario queda a la vez imposibilitado de por vida para encabezar o liderar cualquier grupo con fines políticos y electorales, amén de anularlo a cualquier cargo de elección popular.

Una vez aprobada la resolución en la Cámara de Representantes que también respaldan decenas de legisladores republicanos, la resolución se enviará al Senado, en donde se llevaría a cabo el proceso judicial contra Trump, quien dejará la presidencia el próximo 20 de enero.

La acusación criminal contra Trump es una medida de contingencia ante la posición del vicepresidente, Mike Pence, de negarse a invocar la enmienda 25 para, con la votación del mayoría de los integrantes del gabinete presidencial, él reemplazar al mandatario como titular del Ejecutivo.

Esta tarde la misma Cámara de Representantes se apresta a aprobar una resolución de exhorto (sin ser proyecto de ley) a Pence, para que invoque la enmienda 25 como mecanismo constitucional para sacar a Trump de la Casa Blanca y posteriormente enjuiciarlo.

En el Senado la posición de los republicanos liderados por Mitch MacConnell, es de considerar el juicio a Trump pero hasta después del 20 de enero, cuando Joe Biden asuma la presidencia de los Estados Unidos.

Los senadores consideran que la prioridad en estos momentos es confirmar a los nominados de Biden para integrar a su gabinete, para que con ello inmediatamente aborde el tema urgente de la pandemia por covid-19 y la restauración económica del país.

Son altas las probabilidades de declarar culpable a Trump del delito de incitación a la insurrección en el Senado de en caso de haber juicio, tomando en cuenta que ahora los demócratas son la mayoría representativa y no habría modo de que los republicanos lo exoneren.

La nueva integración de las 100 curules es de 50 demócratas y 50 republicanos, y en una votación de empate, Kamala Harris, quien asumirá la vicepresidencia el 20 de enero y por lo tanto es presidenta del Senado, tendría el voto clave para determinar la imposición demócrata.