Publicidad
Por: Redacción Revolución 

El periodista del diario El País, Luis Pablo Beauregard, señaló que la detención del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, es un hecho anhelado por los mexicanos que aguardaban que la lucha del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, contra la corrupción se posara sobre el peñismo.

“El arresto del que fuera director de la petrolera estatal Pemex entre 2012 y 2016 amplía las investigaciones contra los exfuncionarios de la administración del PRI, señalada por sus excesos y marcada por escándalos de corrupción”, señaló el periodista en un texto publicado en ese rotativo.

Publicidad

El comunicador recordó que Emilio Lozoya llegó al gobierno federal por su conexión empresarial y política tras haberse desempeñado en distintos cargos en el Banco de México (Banxico), el Foro Económico Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Agregó que por ello fue coordinador internacional de la campaña presidencial de Peña Nieto en 2012 y posteriormente se desempeñó como director de Pemex, pero habría recibido al menos 12,5 millones de dólares en sobornos para permitir a Odebrecht operar en el país.

Asimismo, en su gestión en Pemex, la paraestatal adquirió “las empresas Agronitrogenados y Fertinal. La operación le costó a la petrolera, ya en problemas financieros, 442 millones de dólares por compañías que tenían 14 años sin operar sus instalaciones y con el 60% de su maquinaria en estado inservible, de acuerdo a la Auditoría Superior de la Federación”.

También documentó que “el exfuncionario hizo al menos 54 viajes en helicóptero a la torre GAN de Polanco, donde se encuentran las oficinas del empresario. Un mes después de que Pemex cerrara el trato para hacerse con Agronitrogenados, Altos Hornos transfirió 3,7 millones de dólares a una cuenta en un paraíso fiscal que Odebrecht utilizaba para pagar sobornos”.