El Rafa" era uno de los más buscados por la Interpol. Foto: Especial
Publicidad

Publicidad

Redacción/Proceso

CIUDAD DE MÉXICO.- La Policía Antinarcóticos de Colombia anunció la captura de El Rafa, presunto operador del Cártel de Sinaloa en el país sudamericano.

De acuerdo con Carlos Bueno, coronel de esa policía, en el último año cerca de 25 ciudadanos de nacionalidad mexicana “han sido sorprendidos o capturados traficando drogas en diferentes modalidades, ya sea como pasantes en los aeropuertos del país o también como miembros de organizaciones de narcotráfico que adquieren la droga y la envían hacia Centro América y Estados Unidos”.

Medios locales precisaron que El Rafa fue aprehendido mientras caminaba por una calle del centro de Bogotá, debido a que no portaba documentos de identificación. Cuando los agentes le exigieron que se identificara, el mexicano les pidió que lo llevaran hasta su vehículo Mercedes Benz, de donde extrajo una identidad falsa.

Según investigaciones especiales de la Policía de Colombia, El Rafaes el principal emisario en Colombia de Ismael Zambada García, El Mayo, líder del Cártel de Sinaloa, a quien le manejaba sus negocios en el país sudamericano.

Además, es uno de los narcotraficantes mexicanos más buscados por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol, por sus siglas en inglés) y agencias de inteligencia estadunidenses.

Carlos Bueno informó que hace dos años ‘El Rafa’ había escapado de un operativo policial, y que mientras intentaba arreglar negocios para ‘El Mayo’ adquirió más de 10 propiedades de lujo y vehículos en las ciudades de Cartagena, Cali, Medellín y Bogotá.

“Seguía invirtiendo en bienes raíces. Sabemos que hizo adquisiciones de inmuebles bastante costosos y así les daba transparencia y legalidad a sus dineros, producto de la venta de cocaína”, agregó el coronel.

El Rafa, dijo, conseguía droga de diferentes tipos a los cárteles mexicanos, principalmente cocaína. También manejaba rutas que los grupos delincuenciales tenían en el Caribe, Centroamérica, México y Estados Unidos.

Sobre la presencia de los capos mexicanos en Colombia, abundó: “Entendemos que han venido a hacer parte de la cadena, han venido a contactar las organizaciones, ellos mismos han venido a verificar el producto, la cocaína que están comprando, para posteriormente ser enviada hacia México”.

Añadió: “Ha sido alarmante ver cómo estas organizaciones han llegado al país con el fin de verificar el producto, con el fin de hacer inversiones en los laboratorios, hacer los contactos, adquirir el estupefaciente y verificando calidad. Están muy bien establecidos en la zona, ellos tienen control territorial e infraestructura”.

Con información de Proceso