Foto: Especial
Publicidad
 

Por Javier Zamora

Publicidad

Este sábado en el Volcán de la UANL; Tigres recibió a América en un duelo que podría ser digno de liguilla sin ningún problema.

En las acciones el conjunto local mostró su superioridad para mover el balón, marcar y desplazar en el aparato defensivo en busca de recuperar el balón.

Sin embargo; el conjunto visitante marcó el primer tanto en balón parado cuando al minuto 17 Bruno Valdéz remató un recentro que se originó de un tiro de esquina a favor de las águilas.

A raíz del gol, Tigres buscó el gol de la igualada y salió con un futbol más ofensivo. Como recompensa, el gol de la igualada llegó al minuto (), originado por una genialidad de El Chaka Rodríguez, donde dribló al joven Sánchez con un buen quiebre para posteriormente vencer a Marchesín con un remate a primer palo.

Al inicio de la parte complementaria, el conjunto visitante se puso adelante del marcador por segunda ocasión, esta vez con un remate del defensor Aguilera tras un buen servicio en el saque de esquina.

Al minuto 57, solo 10 minutos después de la segunda anotación americanista, Guido Rodríguez remató un balón que quedó en el área tigre sin marca alguna.

Como respuesta, solo un minuto después el francés André Pierre-Gignac anotó el gol del descuento a falta de 32 minutos de tiempo corrido.

Bajo esta tónica y con el equipo Tigre de local, la presión ejercida por los de casa fue tanta que, el América, tuvo que quedarse replegado en su propio campo; medida que obligó a Marchesín en convertirse en héroe tras los embates tigres.

Después de este resultado, América llegó a las 24 unidades y permanece como el segundo lugar de la clasificación general; por su parte, Tigres se mantiene en la séptima posición con 18 unidades.