Publicidad

San José Iturbide, Gto. – Desde hace muchos años, el noreste del estado no había tenía un alcalde como el de San José Iturbide, Genaro Martín Zúñiga Soto, quien no cede a los chantajes de sus adversarios, como tampoco de los medios de comunicación tan acostumbrados a la extorción, un alcalde tan lleno de amor al trabajo y dignidad.

Genaro Martín Zúñiga se distingue por varias cosas de los demás alcaldes. Es un presidente que no es ostentoso, no fuma, no bebe y es un hombre de familia a diferencia de muchos colegas suyos que son incontables sus parrandas y excesos al amparo del poder que ostentan, por el contrario, él es sobrio en su andar.

Publicidad

Sin embargo, de pronto pareciera que tiene muchos enemigos políticos y otros no tan políticos, que de una y otra forma han tratado de denigrar su imagen, haciendo uso de los más bajos instintos, sin un respeto mínimo hacia su persona y su familia.

Estos críticos con notable falta de creatividad e ingenio arguyen e inventan, distorsionan hechos o acontecimientos, ayudados por algunos medios de comunicación, que apoyados en su resentimiento propio difunden información confusa y poco entendible, dejando en claro que ya no les queda dignidad periodística alguna.

Un ejemplo de ello es lo ocurrido en el pasado primer informe de gobierno que rindió el alcalde Genaro Martín Zúñiga, donde éstos, tanto unos como otros, se encargaron de distorsionar información; aquí algunos ejemplos:

1.- Gritaron con bombo y platillo que había sillas vacías hasta el frente. Lo que no dijeron que esas sillas vacías eran para los alcaldes del resto del noreste del estado, quienes en pleno desaire decidieron no ir y se sometieron al gobierno del estado y así tratar de perjudicar el informe del único alcalde morenista de esta región.

2.- Criticaron el formato en que esta ocasión se llevó a cabo el informe. Lo que no dijeron es que por primera vez un alcalde rindió su informe casi a nivel de piso, con la finalidad de tener una mayor cercanía con la gente y no estar encumbrado como otros alcaldes a más de un metro de altura muy lejos de la ciudadanía.

3.- En lugar de resaltar alguna acción municipal, se rasgaron las vestiduras por resaltar al gobierno del estado. Y cualquiera que es de San José Iturbide se da cuenta, que por ejemplo ya  no se inunda el acceso a la colonia de Lomas de Buena Vista o que el  parque infantil de la colonia Villas de San José ya está rehabilitado al igual que algunos caminos rurales.

4.- Criticaron hasta el cansancio el formato del informe. Pero lo que no dijeron tampoco, que por primera vez se incluyó a la presidenta del DIF municipal en un acto de igualdad, circunstancias y equidad de género, ya que por años los alcaldes tenían un súper informe y ésta dependencia un mini informe con escasos recursos.

Estos pocos ejemplos bastan para ver cómo la información se puede distorsionar con el fin de afectar a un Alcalde o a su administración, pero es suficiente con ver un poco más allá de las líneas de texto confundidas de redes sociales y medios de comunicación, para ver otra realidad.

Por ejemplo, que muchos adversarios del actual alcalde se deben primordialmente a que ya no se les dieron concesiones o prerrogativas acostumbradas a recibir en otras administraciones, puesto que encontraron a un alcalde que les dijo que no, que ya bastaba de servirse del pueblo.

De la misma forma los medios de comunicación enardecidos contra el actual alcalde y su administración, se toparon con un presidente que no cedió a chantajes o extorsiones disfrazadas en venta de publicidad y que al no lograrlas se convirtieron en revolucionaros de la democracia, cuando deben de entender que nadie está obligado a comprar y que en lugar de enojarse hay que ponerse a trabajar.

Para los primeros, sobre todo panistas, debo decirles que Genaro Martín no es el alcalde que les exige a los contratistas que le paguen los consumos de los table dance en Querétaro, como lo hacían algunos de los anteriores alcaldes. Si  la avenida Bernardo Quintana de la ciudad, nos dijera cuántos han entrado a un centro nocturno ubicado por esos lugares.

Para finalizar, les diré a ambos sectores que mientras ustedes se empeñan en criticar y cuestionar con poco o nada de fundamento, el alcalde Genaro desde tempranas horas ya trabaja en su rancho de domingo a domingo, para después irse a la Presidencia Municipal y estar antes de las 8 de la mañana.

Y que para fortuna de él, cuando su gestión termine, él tendrá a donde regresar a trabajar, labrando la tierra, porque es lo que ha hecho desde niño, mientras ustedes panistas seguirán soñando con vivir del erario público.

Por ello es que el alcalde Genaro Martín Zúñiga es y será un ejemplo de la dignidad y amor por el trabajo, por no dejarse someter ni chantajear por nadie y por ser un hombre que trabaja día a día sin descanso.