Foto: Especial
Publicidad

Redacción/Hipertextual

Nacional.- Los conciertos y eventos masivos son una de las grandes interrogantes del mundo post-COVID-19. Con los contagios a la alza en múltiples partes del mundo parece imposible pensar en estadios o arenas abiertas en el corto plazo. Ticketmaster, una de las compañías de venta de boletos más grandes del mundo, ya tiene un plan.

Publicidad

De acuerdo con un reporte de Billboard, Ticketmaster propone una solución para que las personas asistan a conciertos y eventos, siempre y cuando estén vacunadas o salgan negativas en la prueba del coronavirus. La empresa establece como requisito indispensable alguno de estos dos puntos para poder acceder al evento.

La propuesta involucra la participación de compañías de salud privadas que llevan el registro de los usuarios, así como proveedores de pruebas y distribuidores de vacunas. Pese a que esta idea está enfocada a Estados Unidos, el procedimiento podría replicarse en otros países para asegurar la salud de los asistentes.

En términos prácticos, cuando una persona compra un boleto para asistir a un concierto tendrá que comprobar que está vacunado o se hizo una prueba en las últimas 72 horas. El sistema utiliza la app de Ticketmaster, que se comunica con apps de salud de terceros para comprobar que el usuario cumpla los requisitos.

Al vacunarse o realizarse la prueba, estas compañías emitirían el certificado necesario para acceder al evento. En caso de no vacunarse o realizarse la prueba, se impediría la entrada y los fanáticos tendrán que regresar a casa.

La propuesta de Ticketmaster se encuentra a un nivel temprano de planeación y hay muchos obstáculos por sortear. El principal es que todavía no existe una vacuna para la COVID-19. Los resultados preliminares ofrecidos por Pfizer son prometedores, aunque se necesitan más datos.

Otro inconveniente tiene que ver con la privacidad del usuario. Los registros médicos son un tema sensible y Ticketmaster mencionó que no almacenaría ni tendría acceso a los datos. La empresa solo accedería a actualizaciones de estado proporcionadas por empresas de salud, quienes confirmarían por medio de datos cifrados si la persona se vacunó o realizó la prueba.