Publicidad

Región Noreste.- Diariamente un gran sector de los habitantes de la región utilizan las unidades de transporte colectivo para trasladarse a sus empleos, realizar comprar o para moverse desde sus comunidades hasta la cabecera municipal.

Esto es una actividad que han realizado gran parte de su vida sin ningún problema. Sin embargo con la llegada la nueva normalidad, el viajar dentro de estas unidades ya no es lo mismo; estos sitios son ahora uno de los principales lugares en los cuales una persona puede contagiarse de COVID-19, debido al constante flujo de personas dentro de los vehículos. Por lo que resulta toda una odisea utilizar este medio de transporte.

Publicidad

Dentro del transporte público de San Luis de La Paz y San José Iturbide, el escenario que puede observarse al momento de abordar un camión es el poco cuidado que se le pone a las medidas de prevención sanitaria emitidas por las autoridades de salud. No existe o son escasos los señalamientos que indiquen el uso de la sana distancia y también, no hay señalización alguna que evite que los dos lugares de un asiento sean utilizados, cuando solamente se tendría que utilizar uno.

Algunas de estas unidades si acatan varias medidas de prevención, como lo son el uso obligatorio de cubrebocas dentro de la unidad y la aplicación de gel antibacterial al momento de abordar el camión. Sin embargo, estos procedimientos no resultan ser muy efectivos al momento de que la unidad se llene de pasajeros y no exista ni un metro de distancia entre cada uno de ellos.

Sumado a lo anterior, en muchos de los casos las personas que utilizan estos vehículos rompen las medidas y no utilizan mascarilla ni guardan una distancia adecuada con otros usuarios. Lo que termina por agravar la ya de por si vulnerable situación dentro de estos lugares.

Además, en muchas de estos vehículos es fácilmente perceptible, los escasos esfuerzos que se realizan por mantener completamente aseado sus espacios, por lo que terminan por convertirse en sitios sumamente proclives para el asentamiento deo COVID-19 y por lo tanto, para el contagio masivo de usuarios.