San Luis de la Paz, Gto.- Para hablar Gerónimo Prieto y saber quien es y como fue su llegada a la actual administración municipal, donde paso de ser asesor súper estrella a traidor de quienes lo defendieron una y otra vez contra los embates de ayuntamiento.

Prieto llegó en un principio como asesor de la tesorería municipal protegido en ese entonces por el alcalde Guillermo Rodríguez Contreras y la tesorera Paula Ortiz quienes depositaron en él toda su confianza, motivo por el cual lo defendían a capa y espada contra los regidores quienes lo acusaban de ser prácticamente un aviador, es decir alguien que cobraba sin hacer absolutamente nada.

Publicidad

Sin embargo, los dos primeros lo presentaban como un excelente asesor  para todos los temas en materia jurídica que la tesorería tenia que llevar a cabo, no obstante que para muchos les generaba más problema que soluciones el aun secretario de ayuntamiento.

No obstante a pesar de lo antes señalado en una suerte del destino termino siendo secretario de ayuntamiento, contra la voluntad de algunos regidores, pero que tuvieron que ceder al verse presionados ya sea por el estado o por sus propias negociaciones hechas previamente.

Una vez nombrado fue hay donde Gerónimo Prieto mostró su verdadero rostro y con el deseo desesperado de ser reconocido y ganar poder durante el ayuntamiento, comenzó a traicionar a sus protectores que tanto abogaron por el.

Y esa imagen de obediente y sumiso y agradecido con el alcalde y la tesorera la cambio por un rostro ansioso de poder, por lo que comenzó a faltárle al respeto al alcalde y a la tesorera.

Y no solo eso si no que también comenzó a negarse a acatar las ordenes de uno como de otro, a demás de que también comenzó a generar conflictos al interior del ayuntamiento e incluso a desconocer la propia autoridad del presidente municipal.

De igual manera para quienes les tocó vivirla comentan que esta soberbia incontenida se traslado para la ciudadanía, quienes comenzaron a ser tratados con abuso de autoridad y prepotencia.

Lo anterior ya fue plasmado en un escrito y dado a conocer al ayuntamiento por una comerciante, quien vivió en carne propia la herrática actitud del secretario de ayuntamiento, quien no tuvo siquiera el valor de levantar la cara cuando fue señalado en el pleno.

La situación a llegado a tal grado que a penas la semana pasada se difundió que otra comerciante lo había denunciado públicamente por agresión, lo que deja en claro que Gerónimo Prieto a perdido el rumbo.

Finalmente es triste decirlo pero se debe reconocer que en la política al día de hoy sigue siento tangible, tásito y verdadero ese dicho de que quien se sube a un ladrillo se marea pero mas triste es cuando ese ladrillo no llega ni a piedra de hormiguera.