Foto: Notimex
Publicidad

 

 

Publicidad

Redacción/Notimex
MÉXICO.- La mujeres de los pueblos indígenas de México y el mundo son reconocidas por sus conocimientos ancestrales que se suman a la ciencia para conservar la biodiversidad y mitigar el cambio climático.

En las últimas décadas ha cobrado fuerza la presencia femenina que cada 5 de septiembre, desde hace 35 años, conmemora un suceso histórico que enaltece el valor, la dignidad y la conciencia de la mujer indígena, uno de los sectores menos favorecidos de la sociedad.

De acuerdo con el gobierno federal, se recuerda a Bartolina Sisa, heroína aymara que ofreció su vida a la lucha contra la dominación española y murió a manos del ejército realista, el 5 de septiembre de 1782.

La mujer fue torturada, ahorcada y descuartizada, y luego fue exhibida su cabeza y extremidades en los sitios donde luchó, para escarmiento de los pueblos originarios opuestos a la colonización.

Hoy, son las mujeres de los pueblos originarios de todo el mundo las que reclaman su derecho a participar y hacer aportaciones a los planes nacionales de evaluación del progreso hacia los objetivos de desarrollo sostenible.

La población global femenina indígena se cifra en 186 millones de personas, la mitad de los indígenas del mundo, de ellas 26.5 millones viven en América Latina, y 6.7 millones en México, y conforman 10.4 por ciento del total de las mexicanas.

No obstante, la condición monolingüe de tres millones de ellas las coloca en condiciones de exclusión, pobreza, discriminación, desnutrición, alta mortalidad, analfabetismo, mayor desigualdad y escaso acceso a los servicios de salud, además del grave problema de un limitado acceso a la tierra y a los recursos naturales, señala la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En su blog refiere que desde 2008, la UNESCO incluye la igualdad de género como una de las dos prioridades globales de la organización, que se ejecuta en acciones centradas en los resultados tanto en la Semarnat como entre los Estados miembros y socios.

Agrega que para los recursos naturales del mundo, el tema es capital, ya que los pueblos indígenas viven en todas las regiones del mundo y poseen, ocupan o utilizan aproximadamente 22 por ciento del territorio planetario.

Todos ellos, de los cuales la mitad son mujeres, enfrentan múltiples desafíos y tienen un importante papel en el mantenimiento de la diversidad cultural y de la biodiversidad del mundo, destaca la Semarnat en el marco del Día Internacional de la Mujer Indígena 2018.

Y es que el conocimiento de los pueblos indígenas y las comunidades locales, denominado conocimiento local, indígena o tradicional, se reconoce como esencial, junto con la ciencia, para efectuar acciones efectivas y significativas a nivel mundial.

Ese conocimiento indígena se considera hoy fundamental en la agrosilvicultura, la conservación de la biodiversidad, la gestión de los recursos naturales, la medicina tradicional y el desarrollo sostenible, y es también una fuente importante de conocimiento para la evaluación y adaptación al cambio climático.