Foto: Notimex
Publicidad
   

MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador elogió los resultados de Evo Morales como presidente de Bolivia, reiteró que fue una buena decisión concederle asilo en México y no descartó reunirse con él “si es necesario”.

En su conferencia matutina, el mandatario mexicano aseguró que con esa determinación su gobierno cumplió con un deber político y moral, y no oculta nada sobre la llegada de Morales, a quien consideró buen gobernante.

Publicidad

“Lo considero buen gobernante, esa es mi opinión, aunque esto no es lo que nos llevó a tomar la decisión que tomamos. Se le dio asilo porque estaba en peligro su vida y teníamos que actuar de manera consecuente”, justificó.

López Obrador aseveró que Morales dejó buenos resultados pues Bolivia era una da las naciones más atrasadas en el continente y con más pobreza, lo que se abatió durante las gestiones del presidente depuesto.

“Ese presidente indígena dejó muy buenos resultados y ojalá y se conozca cómo se comportó la economía, cómo sacó a Bolivia de ser pueblo con mucha pobreza, con mucha marginación, cómo lo sacó adelante. Bolivia era de los pueblos más atrasados del continente”, externó.

Para el mandatario mexicano la gestión de Evo fue ejemplo para “los que tienen obsesión por el crecimiento económico”, pues la economía boliviana creció “cuatro por ciento, (uno) de los (índices) más altos de América Latina en todo un periodo. Pero no solo eso, no fue crecimiento solamente, fue desarrollo”.

El Ejecutivo federal dio algunos datos de los periodos de gobierno de Morales, como que sacó de la pobreza a la mitad de bolivianos que la padecían.

“Cuando llegó Evo había 60 por ciento de bolivianos viviendo en la pobreza y sacó de la pobreza a la mitad”, subrayó.

El presidente de la República también dijo que daría tiempo a Morales para tener un encuentro posterior, pero por el momento esperará a que el exmandatario del país sudamericano “tenga tiempo y libertad”.

Durante su conferencia López Obrador también criticó a las personas que cuestionan el asilo otorgado a Evo Morales y calificó de mezquina la postura de quienes critican los gastos en comida y hospedaje que se le darán al boliviano y a otros exfuncionarios que han solicitado esa protección.

Esa postura, sostuvo, refleja el clasismo y racismo en México, y narró una experiencia que vivió cuando fue jefe de gobierno del Distrito Federal (hoy Ciudad de México), cuando en un evento le gritaron “Andrés Manuel eres un naco”.

“Cuando era jefe de gobierno, me invita el entonces gobernador de Veracruz Miguel Alemán, porque iban a donar a la Ciudad de México una réplica de una cabeza olmeca y deciden ponerla en Santa Fe, en uno de los cruces.

“El día del evento (…) estábamos en el cruce y pasaban los carros y volteaban a ver (…) de repente pasa una señora con un carro elegante, me ve, baja el vidrio y grita ‘Andrés Manuel eres un naco’, entonces eso hay, todavía se padece eso en nuestro país, se oculta, pero hay racismo”, insistió el mandatario.

López Obrador planteó que con la llegada de Evo Morales y la discusión pública sobre su asilo emergieron cosas que aunque están ocultas persisten en la sociedad mexicana, como el racismo y el clasismo.

Con información de Notimex