Publicidad

Por Ernesto Méndez.

El día de hoy asumo por completo las riendas del Periódico Tu Voz y mi primer editorial como Director General se la voy a dedicar a nuestras conciencias, a esas que cada día están más acostumbradas a ver como nuestros niños hacen filas en las ferreterías para comprar su solvente y que éstas en completa impunidad y complicidad de las autoridades de todos los niveles de gobierno lo hacen sin sanción alguna.

Publicidad

Porque uno o cualquiera que se digne decir o llamar reportero o periodista no debería dejar pasar de largo esta situación, que tanto daño hace a nuestra niñez y que nadie dice nada, ni siquiera los medios de comunicación a excepción de Tu Voz, que por lo menos en una o dos ocasiones a tocado el tema, pero que también ha salido a deber mucho en lo que a labor de seguimiento y acciones reales y mas concretas.

Y es que cómo puede ser posible que se llegue a tal grado de indiferencia, que los vemos casi tirados a un costado de la ferretería esperando a que les vendan su lata de no más de cincuenta pesos y nadie diga nada, que triste nuestra indolencia, que triste nuestra realidad, que triste que seamos así.

La otra dedicatoria es para nuestros jóvenes que están muriendo asesinados en las calles y que de igual forma tu lector, tú gobierno, tú reportero y ciudadano ya te acostumbraste a ver y que a lo más que llegas es a buscar apurado en las redes sociales las imágenes más sangrientas y que tú periodista haces lo mismo; esto no debería seguir pasando.

En el último mes y medio, los muertos en San Luis de la Paz, se han contado de uno, de dos, de tres y hasta de cuatro en un solo hecho delictivo y hasta el momento sólo el alcalde Luis Gerardo Sánchez Sánchez ha salido a dar la cara, el resto del Ayuntamiento se mantiene escondido como si sólo fuese responsabilidad del primero, que triste su cobardía.

Señores regidores hay cosas más importantes que andar correteando contratistas. Y ustedes reporteros, hay cosa de mayor importancia que buscar les paguen las comidas, las borracheras, triste y deplorable la imagen de gobierno y medios de comunicación alcoholizados.

Y usted señora regidora priista Ángeles Ferro, deje de andar mandando revisar máquinas para investigar quién manda un oficio, primero ni es su facultad (lea la Ley Orgánica Municipal) y segundo, Periódico Tu Voz tiene el pleno conocimiento de quiénes son sus familiares que están trabajando al interior de la administración, así como de otros miembros del Ayuntamiento, así que tranquila, que en su momento los exhibiremos. Y a ti ciudadano que cuando lees una nota analizan a fondo la redacción y ortografía y te olvidas del tema de fondo, déjeme decirle que también es su responsabilidad como mía misma lo que está ocurriendo en San Luis de la Paz, ni el alcalde ni el Ayuntamiento tampoco poseen una varita mágica para resolverlo.

De hecho usted y yo tenemos más poder que ellos, ya que usted sabe qué hijos tiene en su casa y cómo los educa, así es que no espere que la autoridad se los eduque, porque esa no es su función, esa es suya y mía, quienes se dedican a vender o producir narcóticos, no son culpables de sus matrimonios disfuncionales con hijos abandonados y educados por la televisión, celular, abuela o vecino.

Así es que asumamos lo que nos corresponde cada una de las partes y saquemos adelante a nuestros niños y a nuestros jóvenes o de lo contrario los seguiremos viendo morir suicidados por la depresión que les provoca el PVC o tirados en un charco de sangre en cualquier banqueta, así es que usted decida que futuro quiere para sus hijos…

PDTA: Y como me imagino que para estas horas ya han de estar pensando en: “Pero no le compren un solo peso de publicidad el año que viene”, déjenme decirles que están en todo su derecho y que también es cierto que es su único pequeñito poder que pueden llegar a tener sobre los medios de comunicación, pero les informo por sí no lo sabían “Tu Voz” vende publicidad, no impunidad, y finamente ustedes se irán y aquí seguiremos escribiendo nuestras letras muy a pesar suyo, del mío mismo y de muchos otros…