Publicidad
Por: Revolución Tres Punto Cero

Luego de que el ex titular de Pemex, Emilio Lozoya aceptará su extradición a México en las investigaciones por presunta corrupción en los negocios de Odebrecht y Agro Nitrogenados, la preocupación llegó el entorno de los exfuncionarios de Enrique Peña Nieto e incluso al propio ex mandatario.

De acuerdo con La PolíticaOnLine (LPO) la noticia de esta mañana ha sorprendido al círculo de ex funcionarios, esto porque Lozoya había comunicado que su principal objetivo era resistir la extradición y buscar una prisión domiciliaria en España. Una vía similar a la aplicada por Alonso Ancira, dueño de AHMSA.

Publicidad

Aseguran que el ex director de Pemex no declarará sobre Luis Videgaray sino sobre Erwin Lino, quien fuera el secretario particular de Peña Nieto durante su sexenio en Los Pinos” publicó LPO

Cabe recordar que Lozoya ha atribuido que varias de sus decisiones en Pemex fueron debido a supuestas presiones provenientes de Lino, “con quien, por cierto, tenían una relación explosiva cuando coexistieron en la administración”.

Durante la administración de Claudia Ruiz Massieu al frente del tricolor, entre sus primeras acciones están haberlo removido del Consejo Político, esto porque la presencia de Lino en los negocios Odebrecht era muy conocida en el interior del partido

De acuerdo a una publicación hecha por la ONG de Claudio X. González, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, ONG que controla Claudio X. González, se dio a conocer que Odebrecht en México había un destinatario con el mote de “Latino” y que recibió cinco millones de dólares.

Según fuentes de la Fiscalía General aseguran que existe una conexión entre ese receptor misterioso y el particular de Peña Nieto.