Publicidad

Con información de POPLab.- Organizaciones campesinas y de la sociedad civil y académicos piden al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que pugne por una alimentación nutritiva, suficiente, de calidad y culturalmente apropiada, así como el derecho de los pueblos a conservar su cultura alimentaria, agroecosistemas tradicionales y sus semillas en la Cumbre Mundial sobre los Sistemas Alimentarios convocada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el próximo 23 de septiembre.

En una carta pública, dirigida al mandatario, las organizaciones solicitaron que en esta cumbre, la representación de México sea congruente y no traicione la política alimentaria que se han impulsado como el etiquetado en alimentos, las modificaciones a la ley en la prohibición a la venta de comida y bebidas chatarra, la inclusión en los programas de estudio de la materia de alimentación saludable, entre otras.

Publicidad

Aunque la cumbre busca reformar el actual sistema alimentario dominante para que sea sustentable, justo socialmente y brinde nutrición a la población, desde su organización y diseño, ha sido capturada por las corporaciones de agroquímicos, semillas y de producción de ultraprocesados, que son los que han provocado estos daños al planeta y a las personas, han señalado organizaciones del mundo.

La carta pide que el gobierno de la república haga eco a las voces de los pueblos del mundo que exigen una verdadera reforma de los sistemas alimentarios que garantice la sustentabilidad para las futuras generaciones, que restaure la fertilidad de la tierra, que se base en las prácticas agroecológicas, que garantice alimentos saludables para la población y de un lugar central a los campesinos y campesinas.

Las organizaciones no sólo piden que el gobierno mexicano sea parte de la defensa de la cumbre de las Naciones Unidas en contra la captura de los intereses comerciales, pues implicaría un muy mal precedente para la gobernabilidad internacional; sino que también coincida con los relatores de Naciones Unidas por el Derecho a la Alimentación y un inmenso grupo de expertas y expertos, instituciones, organizaciones y movimientos sociales, entre ellos, 300 millones de productores y productoras de alimentos en el mundo, conocido en su conjunto como la Respuesta autónoma de los pueblos a la Cumbre.

Exhortan a López Obrador a que como representante del Estado mexicano “coloque las prioridades y experiencias nacionales sobre la soberanía y seguridad alimentaria por la memoria de los pueblos y el respeto a los derechos humanos”.

Para conocer más sobre el posicionamiento de la sociedad civil mexicana frente a la Cumbre sobre Sistemas Alimentarios de la ONU ingrese aquí.

La carta al presidente

Ciudad de México, 9 de septiembre de 2021.

C. Andrés Manuel López Obrador.

Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Distinguido Sr. Presidente de la República.

Reconocemos que usted y su administración se han manifestado por la autosuficiencia alimentaria, el rescate del campo y un sistema alimentario justo y sustentable. En estos tres años han tomado decisiones ejemplares sobre la producción y comercialización de alimentos a través de la implementación de un etiquetado frontal de advertencia y el Decreto para la sustitución progresiva del glifosato y la prohibición de la siembra de maíz transgénico.

En unos días se realizará la Cumbre Mundial sobre los Sistemas Alimentarios convocada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cuyo supuesto fin es reformar el actual sistema agroalimentario mundial, basado en la producción industrial y uso intensivo de agrotóxicos, que contamina los ecosistemas, contribuye al calentamiento global, promueve la dependencia alimentaria y perjudica la salud de quienes siembran y consumen esos alimentos. Esta forma de producción y comercialización promueve el hambre y la mala nutrición, el consumo de productos ultraprocesados, causa obesidad, incapacidad y muerte, violenta los derechos humanos e incrementa la pobreza en el campo, particularmente de las y los productores a pequeña escala. Por lo anterior es imperativa su transformación inmediata.

Nos dirigimos a usted para solicitarle que en esta Cumbre la representación de México sea congruente con la política impulsada por su administración, haciendo un firme llamado para que los sistemas alimentarios garanticen el derecho de las personas a una alimentación nutritiva, suficiente, de calidad y culturalmente apropiada, así como el derecho de los pueblos a conservar su cultura alimentaria, agroecosistemas tradicionales y sus semillas. Este pronunciamiento es necesario frente a una Cumbre capturada por intereses comerciales, como lo han denunciado los relatores de Naciones Unidas por el Derecho a la Alimentación y un inmenso grupo de expertas y expertos, instituciones, organizaciones y movimientos sociales, incluida la representación de más de 300 millones de productores y productoras de alimentos en el mundo.

En esta Cumbre dominada por las corporaciones, la postura de México debe hacer eco de la voz de los pueblos para convocar a la profunda transformación de los sistemas alimentarios para que sean justos socialmente, saludables para las personas, protegiendo la biodiversidad y contribuyendo a combatir el cambio climático reestableciendo la fertilidad de los suelos.

Asimismo, consideramos estratégico que usted represente al Estado mexicano en la Cumbre Mundial sobre los Sistemas Alimentarios y coloque las prioridades y experiencias nacionales sobre la soberanía y seguridad alimentaria por la memoria de los pueblos y el respeto a los derechos humanos.

Agradecemos de antemano la atención prestada a esta carta y a nuestras demandas. Cordialmente,

Organizaciones campesinas e indígenas, organizaciones y colectivos de la sociedad civil, investigadores y observatorios

universitarios del derecho a la alimentación en México, con amplia experiencia en la defensa y protección de la alimentación, la salud, el medio ambiente, la producción agrícola, la pesca, los derechos humanos, los derechos de los pueblos originarios y los derechos de las mujeres en amplias regiones del país, personas consumidoras, comunidad artística comprometida y grupos ambientalistas, que formamos parte de la Alianza por la Salud Alimentaria,1 la Alianza por una Sana Alimentación en la Península de Yucatán,2 la Alianza por Nuestra Tortilla,3 la Campaña Nacional “Sin Maíz No Hay País”,4 la Campaña “Por el derecho a una alimentación sana y nutritiva de niñas, niños y adolescentes en Oaxaca”,5 la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC),6 la Coordinadora Estatal de Productores de café de Oaxaca (CEPCO),7 el Movimiento Agroecológico de México,8 la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM),9 así como las organizaciones: Adultos Mayores Activos por el Bien de Yucatán y México A. C., Alternativas en Salud y Desarrollo A. C., Asociación de Consumidores Orgánicos, Asociación Estatal de Padres de Familia de Yucatán A.C. (AEPAF YUCATÁN), Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC), Biopakal S.A.P.I. de C.V., Centro Calpulli A.C. , Centro de Apoyo al Movimiento Popular Oaxaqueño A.C. (CAMPO), Centro de Capacitación en Ecología y Salud para Campesinos y Defensoría del Derecho a la Salud (CCESC –DDS Chiapas), Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria O.P.” A.C., Centro de Estudios y Fortalecimiento Comunitario Mano Vuelta A.C., Chan Tza Can A. C., Centro de Orientación Alimentaria COA Nutrición, Ciencia Social Alternativa A. C., Colectivo de Atención Comunitaria “U Yutzil Kaj”, Colectivo Zacahuitzco, Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca (Consorcio Oaxaca), Cooperativa de Consumo Consciente Milpa, Educación, Cultura y Ecología A.C., El Poder del Consumidor A.C., Enlace, Comunicación y Capacitación A.C., Escuela de Agricultura Ecológica U Yits Ka’an, Espiral por la Vida A.C., Guerreros Verdes A.C., Greenpeace México, Grupo de Estudios Ambientales, GEA A.C., Honey Authenticity Project, IBFAN México, Kanan Kab Protección del Mundo A.C., Koolel Kab S de RL MI, MAELA México, Manos Unidas por el Sur de Mérida A. C., Meliponario familiar Balam Kaab. Tekit, Yuc., Misioneros A. C., Movimiento Campesino Plan de Ayala Siglo XXI, Muuch Kambal A.C., Observatorio del Derecho a la Alimentación ¿Qué Comemos? de Jalisco, Observatorio Universitario en Seguridad Alimentaria y Nutricional del Estado de Guanajuato (OUSANEG), Pakal Grun S.C. de R.L. de C.V, Productos Ecológicos Vida Vida SC de RL de CV., Proyecto Alimente A.C., Puente a la Salud Comunitaria A.C., Red de Acción sobre Plaguicidas y Alternativas en México (RAPAM) A.C, Semillas de Vida A.C., Slow Food México, Subinaj SC de RL., Vía Orgánica.

A título personal de Campeche: Erick Castañares Madox, María Ramé Gómez, Flor Magali Aguilar López, Tlacaelel Rivera Núñez, Alfonso Munguia Gil, Lane Frederick Fargher, Armando Sastré Méndez, Alejandra Acosta Bello, Laura Padilla Reyes, Leydy Pech Martín, Pablo Hernández Bahena, Ecosur Campeche; Chiapas: Marcos Arana; Ciudad de México: Armando Bartra, Abelardo Ávila, Dolores Rojas, Consuelo Tafoya Guerrero, Enrique Pérez, Rosario Cobo, Monserrat V. González Montaño, ENTS-UNAM, Reyna Camarillo, ENTS-UNAM, Yatiziri Zepeda; HIidalgo: Mariana Ortega Ramírez; Guanajuato: Rebeca Monroy Torres; Oaxaca: Osmayra Dulce Ramos Ziga; Veracruz: Carlos H. Ávila Bello, UCCS; Yucatán: Jesús Solís Alpuche, Kinchil, Neyda Pat Dzul, Ticul, Minneth Beatriz Medina García, Oxkutzcab, Edwin Melchor Balam Moo Peto, Martha Argelia Yeh Ceballos, Dr. Antonio Benavides Rosales, Antrop. Gabriela Cervera Arce, Misioneros A. C.; Mérida, Yucatán: Vanessa Margarita Gamboa González, Margarita Inés Zarco Salgado, Paula Esperanza Lira Moguel, María Covadonga Rojo Paredes, Alida Paola Becerra García, Margarita Rosales González, Manuel Rabasa Guevara, Fabiola Romero Gamboa, Alejandra Nudel Ontiveros, Irma Isela Aranda González, Jorge H. Aguilar y Aguilar, Irma Gómez González, Natalia Torres Mesías Vales, Eduardo Batllori Sampedro, Ana Karen Peniche Rosado.