Publicidad

Ciudad de México. Existe una nueva línea de investigación abierta por la Fiscalía General de la República (FGR) y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) contra el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, que involucra directamente a los expresidente Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Esto por el daño a Pemex calculado en 50 millones de euros, tras la compra del astillero español que se adquirió en quiebra.

Publicidad

De acuerdo con una investigación efectuada por Eje Central, en 2012 Felipe Calderón recibió la petición del entonces presidente español, Mariano Rajoy, para que México aportara dinero al astillero. El compromiso se inició en los últimos meses de la administración del panista y se concretó directamente con Enrique Peña Nieto.

Derivado de estas investigaciones, también estarían señalados por lo menos otros cinco exfuncionarios de primer nivel.

Cabe recordar que el día de ayer, Wall Street Journal (WSJ), reveló que un funcionario dijo al diario estadounidense que el fiscal Alejandro Gertz Manero tiene evidencia de que la corrupción de Emilio Lozoya en Agronitrogenados y Odebrecht alcanza el nivel más alto, refiriéndose al expresidente Enrique Peña Nieto.

Incluso, destacó que llevar a Peña Nieto a tribunales dependerá únicamente de la oficina del fiscal.

Esta mañana, durante su conferencia de prensa matutina fue cuestionado al respecto. López Obrador respondió que existe la investigación contra el exdirector de Pemex, sin embargo, aseguró que desconoce sobre la investigación de Enrique Peña Nieto.

Recordó que antes la Fiscalía estaba subordinada al Ejecutivo, ahora no le da informes, por lo que no está enterado de dicha investigación.

Reiteró que sólo se presentará denuncia contra los expresidentes si la ciudadanía lo pide “pensamos que tenemos que ver hacia adelante”. “No es mi fuerte la venganza”, recordó.