Publicidad

Daniel Ortiz

Doctor Mora. Tras más de un mes de que los Integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Constructora y Trasportes en General, Similares y Conexos registro 6246, sección 04 Dr. Mora emprendieran un bloque de la obra de Pavimentación de la Calle Vicente Fox, el gobierno municipal, encabezado por el panista Mario Luis Arvizu Méndez, intentó disolver el movimiento de protesta utilizando la fuerza pública y en el que incluso montaron un operativo intermunicipal con policías de los municipios de la región noreste.

Publicidad

Es importante mencionar que a inicios del pasado mes de agosto los sindicalizados iniciaron con el paro de la obra municipal impidiendo realizar los trabajos para reclamar al contratista ser considerados para el acarreo de materiales necesarios para la obra.

Sin embargo, la resistencia del contratista y la omisión del gobierno municipal para llegar a una conciliación favorable para las partes ha prolongado el paro de labores por más de un mes.

La represión Este lunes el gobierno municipal, por la tarde, intentó terminar con el paro de la obra y retirar los camiones de volteo que los manifestantes instalaron en la obra para obstaculizar las maniobras.

Se ordenó la presencia de grúas para remolcar las unidades pesadas a un corralón y policías que se organizaron para montar un operativo intermunicipal en donde se pudieron apreciar elementos de varios municipios de la región noreste para impedir que los manifestantes impidieran su cometido.

En el intento lograron llevarse remolcado un camión de volteo al corralón invadiendo un predio particular a pesar de que el dueño no dio su consentimiento para ello.

Ante esto los manifestantes solicitaron refuerzos para impedir que los otros cuatro camiones fueran retirados del lugar y fue así como el grupo de manifestantes fue creciendo en las próximas horas y aunque los municipales amagaron en varias ocasiones su intervención con una valla humana para retirar a los manifestantes optaron por la retirada.

Tras varias horas de resguardar la zona, poco a poco se fueron retirando los elementos policiacos para así dejar las cosas como estaban.

Acusan represión policiaca De esto, uno de los líderes del grupo manifestante acusó al gobierno municipal de reprimir a los sindicalizados pues lamentaron que lejos de llegar a un dialogo, el municipio, encabezado por Mario Luis Arvizu, optó por usar la fuerza publica para pasar por encima de ellos.

Y aclararon que no están en contra de la obra, sino que su intención es que el contratista de esa obra, que además es de San José Iturbide, les de trabajo a los transportistas doctormorenses.

“algo que les llegue a pasar a alguien de nosotros o de nuestra familia, responsabilizamos a las autoridades municipales y al contratista por las amenazas que nos ha hecho”, expuso el transportista Jesús Cabrera Álvarez.

Acuso que lo hecho por los elementos policiacos, por órdenes del director de Seguridad Publica, es un atropello a las familias de los transportistas y dijo que es triste que el alcalde, Mario Luis Arvizu Méndez, y el ayuntamiento solape este tipo de situaciones.